C.PELLERIN Y G.MILLIAR EN PEDRO BERNARDO

Un curso distinto a los demás, este podría ser un buen resumen de las muchas y gratas sensaciones que intento recordar para esta entrada. El viaje con los compañeros AikiAstures, la convivencia durante tres días con los altos grados venidos de toda España -incluido: desayuno comida y cena- y con los Maestros, la ocasión de practicar diréctamente con Claude y con Gilbert y, la oportunidad de poder participar en un debate moderado por Claude, con la participación de Gilbert, sobre el sentido de la practica para los "altos niveles", hicieron de este curso una experiencia difícil de transmitir con palabras.









Las 9 horas programadas se convirtieron en 12, demasiadas para asimilar la cantidad ingente de nueva información que iba recorriendo a raudales el tatami de Pedro Bernardo. Ahora nos toca asimilarlo; recordarlo durante mucho tiempo, en nuestros dojos, para intentar empaparnos bien de esas sensaciones e intentar mantenerlas en nuestra práctica. El respeto hacia nuestro uke, la sinceridad sobre nuestra técnica y la búsqueda del conocimiento de base (como puede ser simplemente el trabajo de kokyu -respiración-, e incluso nuestro sisei -actitud-) tienen que estar reforzándose constantemente en el trabajo diario, ya que, ahí se encuentra la esencial de nuestro desarrollo.

7 comentarios:

Juan dijo...

Es difícil expresar con palabras lo experimentado durante el curso: técnicas, preguntas, reflexiones, replanteamientos...
Según Claude:
Ne pas pousser
Ne pas tirer
Ne pas penser
Y muchas gracias a Tista por la oportunidad brindada de participar en un curso de Alto Nivel.

Andrés dijo...

Un curso cargado de sensaciones y de vivencias irrepetibles. Me quedo con una frase: "cada uno tiene que descubrir y buscar su camino".
Por todo ello, gracias a Tista, por que sin él todo esto no hubiera sido posible.
Dejo 2 preguntas para la reflexión: Por qué y para qué practicamos Aikido?

R dijo...

""un debate moderado por Claude, con la participación de Gilbert sobre la práctica del aikido y sobre el concepto del "alto nivel", hicieron de este curso una experiencia difícil de transmitir."
Aunque sea dificil, intentadlo, por favor! :-)
Asi nos ahorramos reflexiones ;-)

Aikiastur dijo...

Debido a un error de Blogger, se borraron/perdieron los comentarios posteriores al día 11. Subsandos los fallos, si tenis ganas y humor, podéis volver a escribirlos.
Gracias y perdón por las molestias.

Juan dijo...

Técnicas, preguntas, reflexiones, replanteamientos... Un curso que ha modificado mi forma de ver el aikido.
Según Claude:
Ne pas pousser
Ne pas tirer
Ne pas penser
Sobran las palabras.

Andrés dijo...

Un curso cargado de sensaciones que aportan un nuevo enfoque a la práctica.Me quedo con una frase:
"Cada uno tiene que buscar su camino".
GRACIAS a Tista, sin él este curso no hubiera sido posible.
Por cierto, 2 preguntas para la reflexión: Por qué y para qué practicamos aikido?

R dijo...

A pesar de Google y sus golfadas el post queda como estaba. Gracies por repetir.
Ante la imposibilidad de asistir a tan extraordinadio seminario, agradezco mucho que nuestros instrutores nos traigan parte de sus enseñanzas y podamos plasmarlas o al menos intentarlo en los LAAP del Club.
Por cierto este LAAP (al primero no pude asistir) me ha parecido simplemente magnifico; nuevas gracias por hacerlo posible a Tista, Paco, Andrés y Juan. Esta única experiencia justifica por si sola la existencia del Club: Aikido para compartir. Ademas, y de paso quedo demostrado que el trabajo bien hecho no tiene forma (morotedori de Paco y Andres): no hay técnicas. Muy personalmente creo que se trata de un proceso de transformación de la realidad, los hechos o como se llame (conflicto, ataque...) aplicando los principios del Aikido

Tambien como reflexión os dejo esto: El Aikido que tenemos es el que hacemos. Cuanto mejor trabajemos, tomandonos nuestro tiempo, analizando, probando, volviendo a levantarse, repasando la base permanentemente, sin prisa ni pausa, de mejor Aikido podemos disfrutar y dar a los demas.


En cuanto a la experiencias traidas de las cumbres del Aikido ;-) me estimula especialmente: el trabajo en relajación, el respeto por el Uke (aqui rozamos tangencialmente un tema de competitividad en los tatami que sería tema para otra ocasion), shisei (imborrable en mi memoria el del Maestro) forjado en una actitud sin imposturas. El fluir sin oponerse a las lineas de fuerza del que habla CLaude.............

Un millón de gracias especialmente a los aludidos y a todos en general