En SEPTIEMBRE 2O2O

    Continuamos con esta aventura -que deja a esta "nueva normalidad" por encima de muchas novelas de futuros distópicos como aburridas y faltas de imaginación-, que es la vida. Y como tenemos que ir adaptándonos según las necesidades y oportunidades de las situaciones, para este mes de septiembre nos tenemos que conformar y a la vez que agradecer la posibilidad de poder seguir entrenando en el Centro Técnico Deportivo de Noreña. Las clases volverán a su horario habitual los lunes y viernes pero con la reducción de 8:30 a 9:30.

    Al igual que hicimos antes del parón de agosto, tenemos que seguir con las pautas de seguridad (Desinfección, limpieza, sin contacto, reducción de horarios y de aforo, ventilación de la sala) e implementarlas con las que consideremos razonables (Uso de mascarilla y mayor espacio por practicante).

    Al restringir el número de participantes volveremos a grabar y emitir las clases por el canal privado del grupo para que aquellos que no puedan asistir puedan continuar con la evolución del grupo y no quedarse atrás.




    Mientras las condiciones de seguridad no sean aceptables, lamentablemente, no podemos disfrutar de los cursos de perfeccionamiento de la AETAIKI-AIKIKAI de España, pero no por ello tenemos que dejar de buscar. Afortunadamente podemos disponer de material técnico y literario por encima de nuestras capacidades. Solamente hace falta que nos hayan enseñado buenos criterios de búsqueda ;-)


En AGOSTO 2O2O

 

    Quizás sobran las razones, los motivos para para un poco. Descansar, cargar fuerzas, buscar motivación para seguir reinventándonos en estos tiempos tan raros. Pero también pesó la dificultad de mantener el "grupo burbuja" en el que estuvimos entrenando; la dificultad de mantener el distanciamiento social durante el verano es muy difícil, hay más visitas al monte, a la playa, a la familia cercana y lejana, unos van de vacaciones, otros vuelven, y no es difícil reconocer que el grupo deja de funcionar como la prudencia aconseja.

    Con tales pensamientos rondando por la cabeza decidimos descansar, "cuarentear", y si con el paso del tiempo las circunstancias no cambian retomar la actividad en septiembre, con más ganas y mejor saber estar.

En JULIO 2O2O



    En otras ocasiones estaríamos con ganas de empezar las vacaciones, pero las circunstancias mandan  y resulta que este mes pretende ser el del resurgimiento, o cuanto menos el del tanteo.
    Con mucha prudencia, vamos a comenzar las clases en le gimnasio CTD Noreña; con todos los protocolos de seguridad que nos dictan las normativas vigentes (disminución de practicantes, reducción de horarios, distancias de seguridad, sin contacto, etc) más las del uso común, ya que debemos priorizar la protección de nuestros compañeros de nuestras familias y como no, la nuestra propia. Empezaremos los lunes de 20:30 a 21:30, y los martes de 21:30 a 22:30. Para los compañeros que no puedan asistir, al ser muy pequeño el número de personas que podrán asistir, se grabarán las clases con el fin de poder emitirlas para que nadie se quede atrás en la práctica.



    Y también va a comenzar la actividad de nuestra asociación nacional Aetaiki Aikikai de España, ya que la Comisión de Enseñanza organiza un curso Online de Formación Docente que se desarrollará en formato videoconferencia el primer fin de semana de julio, los días 4 y 5.

En JUNIO 2O2O

    Van pasando los días, y los meses. Deberíamos estar cada vez un poco más cerca de alguna parte, pero los deportes de contacto están en un limbo de expectativa en la que nadie se atreve a regular un protocolo, dada su naturaleza, hasta que se pueda asegurar una práctica más segura posible. Tememos que será cuando los niveles de transmisión en la población estén por debajo de mínimos.
    Seguimos deseando llegar a una normalidad cuanto antes, pero no será la de antes. Nos vamos adaptando y los entrenamientos, que al principio nos parecían un poco surrealistas, entre video-reuniones (Zoom) y directos (YouTube) al alejarnos totalmente de nuestro estadio de confort, se van haciendo ahora rutina; y vamos descubriendo, en comunión con todos nuestros compañeros, nuevas posibilidades que nunca al rincipio habíamos pensado que existirían, por lo que en cada clase vuelven a aparecer como cuando comenzábamos en esto, junto con un cosquilleo en la barriga que nos delata el nerviosismo, el entusiasmo ante las sorpresas que nos aguardan, junto con las ganas de seguir aprendiendo.




    A la espera que el movimiento de desescalada nos arrastre y arranquemos con nuestra peculiar normalidad seguimos entrenando juntos, pero cada día a una distancia un poco menor.

En MAYO 2O2O


Si queréis ir al grano, este primer gran párrafo os lo podéis saltar con total libertad  

     Es una frase muy manida últimamente, pero realmente estamos viviendo tiempos muy raros, algo que creímos exótico y distintivo de países lejanos se nos cuela en casa y nos amenaza muy seriamente con quedarse, a nivel planetario. Ya comentamos que una de las premisas del budo moderno se basa en la idea (¿Romántica?) de proteger a las personas. Así pues, y hasta que las autoridades sanitarias nos marquen los pasos a seguir, nuestra premisa no puede ser andar buscando las grietas en las ordenanzas para intentar saltárnoslas cuanto antes, sino que es nuestro deber priorizar la seguridad, entre nosotros y entre los que nos rodean. ¡Pensar localmente para actuar globalmente! Dentro de los principios del budo también se entrena la capacidad para adaptarnos, tener paciencia, estar atentos a todos los movimientos sin precipitarnos y tener la disciplina necesaria para no dejarnos abatir por la frustración, que no deja de ser parte de la rutina en el dojo, caer se nos da bien, y nunca dejamos de levantarnos, ¿Verdad?
    Pensando en los entrenamientos y en los cursos que hacían nuestro modo de ser podemos hacernos un esquema temporal, pensando que en el día de hoy da comienzo la llamada FASE_0: -que es la primera ;-) permite la actividad deportiva de forma individual, sin contacto y respetando la distancia de seguridad. Si todo va bien y no suben demasiado los índices de contagio el 11 de mayo comenzaría la FASE_1: permitiendo las actividades en instalaciones deportivas al aire libre para deportes sin contacto, y dentro del municipio. Será en la FASE_2, si todo sigue bien, el 25 de mayo, cuando entrarán las actividades en instalaciones deportivas en espacios cerrados, sin público, y sin contacto. En la FASE_3, el 8 de junio, estas actividades en instalaciones deportivas cerradas se permitirá un contacto moderado (¿?), no se podrán usar los vestuarios, y todavía no se permitirá el movimiento entre provincias que no estén dentro de la misma fase de desconfinamiento. Los protocolos de distanciamiento seguirían activos. 
    Cuando se nos permita comenzar, los polideportivos tendrán más ventaja que los gimnasios pequeños, pues será más fácil mantener las distancias en espacios más grandes, y seguro que al principio, tendremos que trabajar de otra manera, pero mientras aparece una vacuna que nos saque de esta -Este es un mal año para los antivacunas-, y dentro de esta dinámica de los acontecimientos, es de prever que pasará bastante tiempo hasta que nos autoricen a retomar nuestra "nueva normalidad". Mientras tanto, vamos a tener que reinventarnos, y buscar entre todos nuevas formas de entrenamiento, tanto para no perder la memoria gestual como para seguir manteniéndonos, de alguna manera, juntos.


Si teníais prisa y empezáis aquí, ¡perfecto! sólo os habéis perdido una matraca de abuelete.

    Viendo como vienen los tiempo, reunido el Comité de Crisis del club AikiAstur, se tomó la sabia decisión de continuar con las clases; y es que no sabemos vivir sin poder quejarnos de esas lesiones que tanta compañía nos hacen. Por lo cual, se aprobó la reanudación de las clases, virtualmente, claro está, por el medio que sus socios consideren más oportuno para su conexión (Pc, tableta o teléfono inteligente). Estamos estudiando la posibilidad del Fax, pero junto con las señales de humo, es esta una tecnología que se nos está resistiendo. Os avisaremos a todos (socios, socias e infantes) para coordinarnos en un exclusivo grupo para facilitar la comunicación directa, y privada.

    Dichos video-entrenamientos se enfocarán como una clase normal, con ello se pretende dar a entender la búsqueda de la privacidad respecto de las personas ajenas. Las clases se grabarán para el posible revisionado por parte de los aikiastures que así lo deseen dentro de un canal de difusión también privado; en el que sólo se verá la propuesta del maestro que dirigirá la clase.
    Los alumnos tendrán la libre elección de dejar el canal de audio abierto para los momentos en los que surjan dudas o aclaraciones, o cerrado en el caso de que se encuentren encerrados sibilinamente dentro de un gallinero y consideren prudente no hacerlo partícipe a los demás. De esta manera, también se alienta la privacidad para entrenar con el camisón o pijama; la predisposición a las buenas formas y a la etiqueta recomiendan el keikogi oficial.


      Mantendremos las clases en los días de costumbre (martes y jueves) suprimiendo de momento los lunes; pero cambiamos el horario, que pasará a ser de 20:00 a 21:00 horas.



Ánimo y fuerza
Continuamos
Juntos

En abril 2O2O #YoMeQuedoEnCasa



"No me caben todos los héroes en el boceto, pero que también simboliza a los que no están"

...SOPHIE

    Era octubre del año pasado cuando nos hicimos conscientes de los problemas de salud que castigaban a la hija de un compañero de Club AikiAstur y decidimos intentar apoyar una iniciativa existente para conseguir fondos para tratar el osteosarcoma que tenía diagnosticado Sophie con un pequeño Curso Solidario de Aikdio con el que poder recaudar dinero destinado a su tratamiento.


    Parece que ha pasado mucho tiempo de aquello, ya sólo lo teníamos presente de vez en cuando como un pequeño recordatorio casi olvidado en la  esquina del desván. Pero ahora volvemos a ser conscientes, otra vez, de que si para nosotros casi fue un pequeño paréntesis lleno de solidaridad y buenas intenciones, Sophie fue la que tuvo que seguir sin descanso el camino que tenia marcado para intentar recuperarse. Pocas quejas a la vida y mucha vitalidad y entereza para intentar sobreponerse, una y otra vez, a las duras pruebas que le estaban llegando. Se puede hacer un resumen muy rápido de lo acontecido durante este tiempo, y duro: Finalmente le tuvieron que amputar la pierna, pero le han detectado tumores en ambos pulmones, por lo que necesita una nueva operación. Releo esta última frase y me suena como un explosión en la cabeza; como si despertara de un sueño y  chocara de frente con una pesadilla, cuando, de niños, nos enseñaron que lo normal era lo contrario, que cuando te despiertas de una pesadilla te relajas en la realidad. Durante todo este tiempo Sophie no perdió su espíritu de lucha y de superación, desde Canadá, muy muy lejos de las angustias de su padre, en Oviedo. Me comenta Takaito, su padre, desbordado por tantas emociones, que Sophie es un ángel que nos ha enseñado muchas cosas sobre la vida el amor la gratitud la paciencia... Realmente se nos hace imposible ponernos en lo que tiene que ser una experiencia así para un padre y una niña de apenas diez años.


    Si queréis conocer toda esta historia, sobre la vida y las emociones, podéis leerla en las comunicaciones que su madre Jennifer va incluyendo en la página web de la campaña que Gofundme tiene para Sophie  Desde allí mismo, si queréis podéis hacer una donación para ayudarla en el tratamiento. También es importante poder difundirlo al mayor número de personas posibles.
    Gracias a todos por vuestro interés y toda la suerte para Sophie

P.D.: A propósito no pondremos ningún punto final




SUSPENDEMOS TODOS LOS ENTRENAMIENTOS

      Entrenamos varios días a la semana, nos preparamos físicamente para que es cuerpo aguante las duras sesiones de entrenamiento; para lograrlo nos cuidamos, y cuidamos lo que comemos, y gracias a todo esto estamos en forma. Estamos sanos. Podemos replicar que unos más que otros, pero en verdad podemos afirmar que por lo menos sobresalimos de la media.
    También es verdad que nos estrenamos en un budo y no perdemos de vista la efectividad. Trabajamos en ella puliendo los movimientos y buscando la excelencia del gesto. Si nos descuidamos podemos hasta fantasear en combates victoriosos contra enemigos, bajo el caballeresco ideal de poder socorrer al débil o al indefenso dentro de escenarios de violencia. Resulta hasta una idea muy alabada si tenemos en cuenta las tramas literarias o de películas que se imponen como ideal. Pero debemos de pensar que ni las victorias ni la protección de la integridad, propia o ajena, tienen que venir asociados a escenarios de lucha y violencia.




     En estos días tan excepcionales que nos han tocado vivir debido a la pandemia provocada por el #covid-19, tenemos la responsabilidad de ayudar os más vulnerables. Puede que nosotros estemos sanos, que podamos soportar la infección con indiferencia, pero a nuestro alrededor hay gente, amigos, familiares, que por diversos azares de la vida les resulte muy peligros, por enfermedad o por edad, pasar por una infección de este tipo. Y tenemos que ser conscientes de ello. Y Por esto, en estos días tan excepcionales, no tenemos que ser egoístas y tenemos que evitar a toda costa la posibilidad de ser nosotros los eslabones que ayudemos a transmitir el virus, saturando la capacidad de nuestro sistema sanitario, y poniendo con ello en un riesgo innecesario incluso a la gente que más queremos.