En DICIEMBRE 2O2O

     Se termina el año. Algunos dirán que ¡por fin!, con la esperanza de que todo cambie con la simple entrada del nuevo año. Nos quedan aun unos unos pocos días festivos; que compartiríamos con la familia los más paganos o recordando con fervor la nueva buena los más religiosos, o todo a la vez, que todo es bueno si suma, si las condiciones de la pandemia nos lo hubiesen permitido. Pero no queda otra que seguir esperando, día a día, perseverando con las precauciones que debemos tomar para ayudar a los más vulnerables y seguro que a nosotros mismos. Los números y estadísticas nos bombardean con la esperanza de estar cada vez más cerca de que, por lo menos, otra vez, en Asturias, se reabran los centros deportivos y volvamos a reencontrarnos con nuestro arte marcial.

    Fue difícil después de muchos muchos años dejar de entrenar para encontrarnos en las clases vía web -y damos gracias a vivir en esta época digital-. Pudimos volver a vernos y entrenar, sin contacto y con todo un protocolo de actuación para evitar la propagación en caso de transmisión. Casi pudimos sentir de nuevo la rutina de los entrenamientos. Pero esta última vuelta atrás, de alguna manera es más duro porque es algo ya vivido, es un terreno que ya se conoce y se sabe lo duro que es, ya está muerta la ilusión y la novedad. La esperanza era que durase poco tiempo, pero la realidad vuelve a dejarnos claro quien marca los tiempos. Pero no por ello vamos a desesperanzarnos. Tenemos que seguir descubriendo donde están nuestros límites, hasta donde somos capaces de llegar sobreponiéndonos a la adversidad, sumando experiencias para llegado el momento saber sumarlas y descubrir que fuimos capaces de crecer, de superarnos, de mejorarnos.

    Ánimo, ya falta menos para lo que sea que nos está esperando allí adelante, pero para llegar es necesario no dejar de avanzar.


   

 Continuamos a expensas de las directrices que marquen las autoridades sanitarias (A día de hoy, Oviedo continua con un cierre perimetral y los gimnasios y centros deportivos continúan cerrados). En el momento que se reabran las instalaciones deportivas actualizaremos la entrada con los días y horarios con los que se nos permita seguir entrenando. 

    Hasta entonces y para ir retomando la rutina, aquellos que estén interesados en participar y sobre todo para los que estén interesados en conseguir la titulación de shidoin y fukushidoin, la Comisión de Enseñanza de la Aetaiki Aikikai de España tiene organizado, el día 12, on-line a través de Teams, un curso impartido por Ángel L. Martínez y David Sánchez.

En NOVIEMBRE 2O2O

 

    Pocas veces tuvimos tantos colores imprecisos y ambiguos, pero es el signo de los tiempos. Hasta el día 3 teníamos el futuro claro, pero la necesidad de volver a intentar controlar una pandemia que comenzaba a desbocarse truncó nuestras esperanzas en alcanzar algo parecido a la normalidad y se suspendieron las actividades que fomentasen de alguna manera el acercamiento social. Ahora tenemos quince días de observación para ver como evoluciona la Covid19 y ver si la estrategia es efectiva, o hay que implementarla con más medidas.

    Así que sólo queda estar expectantes y atentos a los cambios para adaptarnos a las propuestas que se nos den; y al igual que en esta entrada confiar que los colores que aparecen tan tenues se puedan fortalecer de forma vibrante y con colores sólidos.


    Tendremos que ir actualizando esta entrada al igual que las normativas vayan surgiendo, pero aunque sea sólo por cabezonería, no podemos dejar de hacer lo que ya es una rutina en nuestras vidas, algo consustancial a nosotros, tenemos que seguir probándonos a ver hasta donde somos capaces de llegar, como el dicho japonés de cien veces caído ciento una vez levantado; y de eso en aikido si que tenemos experiencia. Recordaros que el entrenamiento físico va de la mano del intelectual, y nunca es mal momento para profundizar el conocimiento abriendo ese libro que tenemos pendiente o ese vídeo que necesitamos ver a cámara lenta.
    Y la última recomendación es para que no dejéis de volver sobre el canal privado de YouTube donde están guardadas las clases grabadas durante el confinamiento y donde se seguirán subiendo aportaciones.


En OCTUBRE 2O2O

    Llegó octubre y el esperado arranque en las Instalaciones Deportivas El Cristo. Empezamos a ver un poco de esa normalidad, que es este caso repercute sólo en los lugares de entrenamiento: Noreña y Oviedo.

        En Noreña (Centro Técnico Deportivo) continuamos bajando protocolos y subiendo las fases de entrenamiento aprobadas por la consejería de deportes respecto a los deportes de contacto.

        En Oviedo (Instalaciones Deportivas El Cristo) arrancamos de cero y de momento el entrenamiento será sin contacto y con mascarilla, a la espera de unos buenos resultados que nos hagan progresar en la desescalada.




  *Es importante asumir que el retorno al entrenamiento, al igual que en cualquier otra actividad laboral o social, puede traer consigo algún contagio. Integrada esta premisa, el objetivo -siendo conscientes de la imposibilidad de conseguir el riesgo cero-, es limitar al máximo la probabilidad de infección por Covid-19 buscando un retorno seguro, gradual y equilibrado a los entrenamientos; articulando las medidas necesarias de alerta temprana y reacción rápida en caso de la aparición de algún contagio para mitigar su propagación.

En SEPTIEMBRE 2O2O

    Continuamos con esta aventura -que deja a esta "nueva normalidad" por encima de muchas novelas de futuros distópicos como aburridas y faltas de imaginación-, que es la vida. Y como tenemos que ir adaptándonos según las necesidades y oportunidades de las situaciones, para este mes de septiembre nos tenemos que conformar y a la vez que agradecer la posibilidad de poder seguir entrenando en el Centro Técnico Deportivo de Noreña. Las clases volverán a su horario habitual los lunes y viernes pero con la reducción de 8:30 a 9:30.

    Al igual que hicimos antes del parón de agosto, tenemos que seguir con las pautas de seguridad (Desinfección, limpieza, sin contacto, reducción de horarios y de aforo, ventilación de la sala) e implementarlas con las que consideremos razonables (Uso de mascarilla y mayor espacio por practicante).

    Al restringir el número de participantes volveremos a grabar y emitir las clases por el canal privado del grupo para que aquellos que no puedan asistir puedan continuar con la evolución del grupo y no quedarse atrás.




    Mientras las condiciones de seguridad no sean aceptables, lamentablemente, no podemos disfrutar de los cursos de perfeccionamiento de la AETAIKI-AIKIKAI de España, pero no por ello tenemos que dejar de buscar. Afortunadamente podemos disponer de material técnico y literario por encima de nuestras capacidades. Solamente hace falta que nos hayan enseñado buenos criterios de búsqueda ;-)


En AGOSTO 2O2O

 

    Quizás sobran las razones, los motivos para para un poco. Descansar, cargar fuerzas, buscar motivación para seguir reinventándonos en estos tiempos tan raros. Pero también pesó la dificultad de mantener el "grupo burbuja" en el que estuvimos entrenando; la dificultad de mantener el distanciamiento social durante el verano es muy difícil, hay más visitas al monte, a la playa, a la familia cercana y lejana, unos van de vacaciones, otros vuelven, y no es difícil reconocer que el grupo deja de funcionar como la prudencia aconseja.

    Con tales pensamientos rondando por la cabeza decidimos descansar, "cuarentear", y si con el paso del tiempo las circunstancias no cambian retomar la actividad en septiembre, con más ganas y mejor saber estar.

En JULIO 2O2O



    En otras ocasiones estaríamos con ganas de empezar las vacaciones, pero las circunstancias mandan  y resulta que este mes pretende ser el del resurgimiento, o cuanto menos el del tanteo.
    Con mucha prudencia, vamos a comenzar las clases en le gimnasio CTD Noreña; con todos los protocolos de seguridad que nos dictan las normativas vigentes (disminución de practicantes, reducción de horarios, distancias de seguridad, sin contacto, etc) más las del uso común, ya que debemos priorizar la protección de nuestros compañeros de nuestras familias y como no, la nuestra propia. Empezaremos los lunes de 20:30 a 21:30, y los martes de 21:30 a 22:30. Para los compañeros que no puedan asistir, al ser muy pequeño el número de personas que podrán asistir, se grabarán las clases con el fin de poder emitirlas para que nadie se quede atrás en la práctica.



    Y también va a comenzar la actividad de nuestra asociación nacional Aetaiki Aikikai de España, ya que la Comisión de Enseñanza organiza un curso Online de Formación Docente que se desarrollará en formato videoconferencia el primer fin de semana de julio, los días 4 y 5.

En JUNIO 2O2O

    Van pasando los días, y los meses. Deberíamos estar cada vez un poco más cerca de alguna parte, pero los deportes de contacto están en un limbo de expectativa en la que nadie se atreve a regular un protocolo, dada su naturaleza, hasta que se pueda asegurar una práctica más segura posible. Tememos que será cuando los niveles de transmisión en la población estén por debajo de mínimos.
    Seguimos deseando llegar a una normalidad cuanto antes, pero no será la de antes. Nos vamos adaptando y los entrenamientos, que al principio nos parecían un poco surrealistas, entre video-reuniones (Zoom) y directos (YouTube) al alejarnos totalmente de nuestro estadio de confort, se van haciendo ahora rutina; y vamos descubriendo, en comunión con todos nuestros compañeros, nuevas posibilidades que nunca al rincipio habíamos pensado que existirían, por lo que en cada clase vuelven a aparecer como cuando comenzábamos en esto, junto con un cosquilleo en la barriga que nos delata el nerviosismo, el entusiasmo ante las sorpresas que nos aguardan, junto con las ganas de seguir aprendiendo.




    A la espera que el movimiento de desescalada nos arrastre y arranquemos con nuestra peculiar normalidad seguimos entrenando juntos, pero cada día a una distancia un poco menor.

En MAYO 2O2O


Si queréis ir al grano, este primer gran párrafo os lo podéis saltar con total libertad  

     Es una frase muy manida últimamente, pero realmente estamos viviendo tiempos muy raros, algo que creímos exótico y distintivo de países lejanos se nos cuela en casa y nos amenaza muy seriamente con quedarse, a nivel planetario. Ya comentamos que una de las premisas del budo moderno se basa en la idea (¿Romántica?) de proteger a las personas. Así pues, y hasta que las autoridades sanitarias nos marquen los pasos a seguir, nuestra premisa no puede ser andar buscando las grietas en las ordenanzas para intentar saltárnoslas cuanto antes, sino que es nuestro deber priorizar la seguridad, entre nosotros y entre los que nos rodean. ¡Pensar localmente para actuar globalmente! Dentro de los principios del budo también se entrena la capacidad para adaptarnos, tener paciencia, estar atentos a todos los movimientos sin precipitarnos y tener la disciplina necesaria para no dejarnos abatir por la frustración, que no deja de ser parte de la rutina en el dojo, caer se nos da bien, y nunca dejamos de levantarnos, ¿Verdad?
    Pensando en los entrenamientos y en los cursos que hacían nuestro modo de ser podemos hacernos un esquema temporal, pensando que en el día de hoy da comienzo la llamada FASE_0: -que es la primera ;-) permite la actividad deportiva de forma individual, sin contacto y respetando la distancia de seguridad. Si todo va bien y no suben demasiado los índices de contagio el 11 de mayo comenzaría la FASE_1: permitiendo las actividades en instalaciones deportivas al aire libre para deportes sin contacto, y dentro del municipio. Será en la FASE_2, si todo sigue bien, el 25 de mayo, cuando entrarán las actividades en instalaciones deportivas en espacios cerrados, sin público, y sin contacto. En la FASE_3, el 8 de junio, estas actividades en instalaciones deportivas cerradas se permitirá un contacto moderado (¿?), no se podrán usar los vestuarios, y todavía no se permitirá el movimiento entre provincias que no estén dentro de la misma fase de desconfinamiento. Los protocolos de distanciamiento seguirían activos. 
    Cuando se nos permita comenzar, los polideportivos tendrán más ventaja que los gimnasios pequeños, pues será más fácil mantener las distancias en espacios más grandes, y seguro que al principio, tendremos que trabajar de otra manera, pero mientras aparece una vacuna que nos saque de esta -Este es un mal año para los antivacunas-, y dentro de esta dinámica de los acontecimientos, es de prever que pasará bastante tiempo hasta que nos autoricen a retomar nuestra "nueva normalidad". Mientras tanto, vamos a tener que reinventarnos, y buscar entre todos nuevas formas de entrenamiento, tanto para no perder la memoria gestual como para seguir manteniéndonos, de alguna manera, juntos.


Si teníais prisa y empezáis aquí, ¡perfecto! sólo os habéis perdido una matraca de abuelete.

    Viendo como vienen los tiempo, reunido el Comité de Crisis del club AikiAstur, se tomó la sabia decisión de continuar con las clases; y es que no sabemos vivir sin poder quejarnos de esas lesiones que tanta compañía nos hacen. Por lo cual, se aprobó la reanudación de las clases, virtualmente, claro está, por el medio que sus socios consideren más oportuno para su conexión (Pc, tableta o teléfono inteligente). Estamos estudiando la posibilidad del Fax, pero junto con las señales de humo, es esta una tecnología que se nos está resistiendo. Os avisaremos a todos (socios, socias e infantes) para coordinarnos en un exclusivo grupo para facilitar la comunicación directa, y privada.

    Dichos video-entrenamientos se enfocarán como una clase normal, con ello se pretende dar a entender la búsqueda de la privacidad respecto de las personas ajenas. Las clases se grabarán para el posible revisionado por parte de los aikiastures que así lo deseen dentro de un canal de difusión también privado; en el que sólo se verá la propuesta del maestro que dirigirá la clase.
    Los alumnos tendrán la libre elección de dejar el canal de audio abierto para los momentos en los que surjan dudas o aclaraciones, o cerrado en el caso de que se encuentren encerrados sibilinamente dentro de un gallinero y consideren prudente no hacerlo partícipe a los demás. De esta manera, también se alienta la privacidad para entrenar con el camisón o pijama; la predisposición a las buenas formas y a la etiqueta recomiendan el keikogi oficial.


      Mantendremos las clases en los días de costumbre (martes y jueves) suprimiendo de momento los lunes; pero cambiamos el horario, que pasará a ser de 20:00 a 21:00 horas.



Ánimo y fuerza
Continuamos
Juntos