ROBERTO S. Y ÁNGEL L. en CANGAS


   Nada nuevo que poder decir sobre este curso, que no se dijese ya en el curso del año pasado. Me puedo reiterar en todo lo dicho en él. Palabra por palabra. Sobre los maestros, sobre el ambiente de "trabajo", sobre la convivencia dentro y fuera del tatami -Que es lo que hace a este curso tan especial-.



AikiAstures y compañía en una típica fiesta de prao
     Pero mi indolencia vacacional no puede pasar por alto los agradecimientos. Primero por los culpables de que esto haya sido posible: Jose -Ya sé que lleva tilde en la "e", pero es que en Asturias se pronuncia así, sin tilde, son el acento en la "o"-. Y digo culpables porque no puedo dejarme a Olvido. Muchas gracias por hacérnoslo a todos todo tan fácil , y perdón por los quebraderos de cabeza que os hayamos podido causar. Continúo por los maestros, Roberto y Ángel, que están jugando en otra división y, de vez en cuando, se dejan ver para que podamos comprender lo importante de involucrarse en la practica para poder recoger los frutos. También, como no, a todos, la mayoría, que habéis venido de fuera. Ya habréis comprobado que sí, que no es leyenda eso de lo que "presta" (gusta) dormir el agosto con una manta.




1 comentario:

Ernesto dijo...

Como en los años anteriores, un gran curso y una gran organización. Esperamos repetir el año que viene.