A MARTE

   Bueno, pues no hay como estar de vacaciones para perder el precioso tiempo, pero las debilidades mandan, y este año no va a ser distinto.
   Hace años, cuando existían los transbordadores espaciales nos embarcamos en el Atlantis. Tiempo después nos las ingeniamos para salir en una fotaza que hizo la Cassini desde Saturno. El año pasado nos subimos en la OSIRIS Rex rumbo al asteroide Bennu.
  Pues ya era hora de volver a viajar al espacio, de poner rumbo al cosmos; pero cerquita de casa, así que este año nos proponemos ir a Marte, en una nave de la NASA. El nombre de nuestro club, junto con nuestra ilusión, irá en un chip dentro del InSight Lander (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport)en la misión que se está preparando para el 2016, donde se estudiará el interior del planeta por vez primera.



   Si queréis un billete para acompañarnos podéis hacer la reserva en este enlace de la Nasa.
   Y sí, parezco un niño pequeño con estas cosas.

3 comentarios:

Ernesto dijo...

A propósito de Marte me acuerdo de un chiste:

El marido tirado en el sofá, sin duchar y sin afeitar, con el pelo revuelto y en calzoncillos, y con los ganchitos y cerveza encima de la barriga viendo la tele. Su mujer que le ve y dice:
- Ay! Pedro, yo no se si volveré a amarte!
A lo que responde:
- A Marte.. A Marte... pero ¿cuándo has estao tú en Marte?

Tista dijo...

Bueno, lo siento, pero no tienes nada que hacer ante unos marcianos, del planeta Marte, que llegando a la tierra para un encuentro en tercera fase, pican a una puerta y...
- Toc, toc, toc.
- ¿Si?
- Venimos de Marte.
- ¿De "marte" de quién?

mario dijo...

Necesitáis dar clase, estáis mal. ja,ja,ja.