TOMÁS S. en LEÓN


   Una vez más, Tomás S., se acercó a las tierras del norte. Oportunidad que no pudimos dejar de aprovechar para disfrutar de la didáctica y la comprensión del aikido de la que nuestro shihan Tomás Sánchez nos hace partícipes en cada encuentro. "El aikido de esta mañana no es el mismo que el de esta tarde", suele comentar, y no solo es una gran verdad, sino que nos demostró que incluso la didáctica de ayer no es la misma que la de hoy. Muy lejos de la consideración de ser peor, o mejor. Simplemente distintas formas de trabajar sobre los mismos principios comunes a toda la diversidad que allí nos reunimos. Con la capacidad de no deja a nadie indiferente. 

    Y para muestra aquí queda esta foto con la que poder rápidamente resumir el curso. Cansados tras la clase, no podemos resistirnos a intentar compartir, las nuevas ideas que vivimos en el tatami.
   Comentó también, Tomás, durante la clase, que el Maestro N. Tamura solía decir en ocasiones: "Cuando yo hago una sola cosa, ustedes ven cientos". Pues yo debo de ser de esos torpes, pues pertenezco a los que tienden a ver demasiadas cosas en un sólo gesto, aunque quiero creer, dándole la vuelta a la intención de la frase, que se debe más al buen hacer del maestro Tomás que a mi pobre imaginación.


P.D.: Por si alguno lo necesita, os puedo contar el secreto para que el                                        keikogi retorne a su color original, el blanco ;-)
¡Y cuidadín con Cristian, que ya ye 4ºDan!


1 comentario:

Andres dijo...

Cris enhorabuena x tu 4° Dan que remarca una vez más que vamos por el buen camino, tan solo decirte que tenemos que celebrarlo como se merece con unas buenas cervezunis...hasta ahí puedo leer