ÁNGEL EN GIJÓN


   Hola; ya estamos otra vez metidos en faena. Este domingo, pasado, contamos con la visita de Ángel, para marcarnos un poco el camino a seguir, si no queremos seguir mirándonos complaciéntemente el ombligo, y, de paso, repasar un poco los próximos exámenes que se celebrarán este domingo, futuro, en Zaragoza.
   A parte de la satisfacción personal de poder contar con la dedicación entusiasta de Ángel, una vez más, y en casa -una relación personal que "arrastro" desde que empecé en esto-, de enterarnos de los últimos cotilleos venidos del Japón, me queda una agradable sensación en lo personal respecto de algo de lo mucho y bueno aprendido; que me atrevería a calificar en un plano en lo referente al espíritu (sea lo que sea eso). Por encima de las técnicas pormenorizadas durante el curso -que fueron muchas-, me queda un poso que resumiría sesgando una frase del gran Carl Saganque no para de rondarme por la cabeza: "Se ha dicho que la astronomía es una experiencia constructora de carácter y humildad"...
  ¡Pues anda que el Aikido!


   Muchísimas gracias a todos los leoneses y gallegos (e galega) que tuvieron a bien venir a arroparnos durante esta fantástica mañana de domingo.

    Tista

2 comentarios:

Andrés dijo...

Los cursos de Ángel tienen algo especial... su cercanía,su sencillez, su entrega y sobre todo un entusiasmo que nos transmite a todos los que entrenamos con él.

Ernesto dijo...

Este curso ha sido sin duda un comienzo de temporada (para los que no preparamos exámenes) muy agradable, con Ángel como siempre muy cercano.

Se pudo ver además un buen simulacro, con alguna cara un poco verde de alguien que no había dormido mucho la noche anterior. Es lo que tienen los cursos en fiestas de San Mateo...