TOMÁS S. EN LEÓN

Una nueva clase magistral -que no suene esto a "pelotilleo", por favor- de nuestro Shihan, y ya van... Las ideas que transmite son precisas y la técnica cada vez más pulcra. Al igual que el Maestro Tamura, nos enseña que no hay que dejar de pulir lo sabido, eliminar lo superfluo y, que no podemos dormirnos en los laureles, que hay que seguir trabajando, hasta el final si queremos progresar. Como tuvo a bien señalar: "Cada uno es libre de elegir a su maestro, pero da mucha pena ver que igual, pasados diez años, se dan cuenta de que tienen que volver a empezar". Por mi parte y, visto lo visto, creo que estamos en condiciones de poder asegurar que estamos en el buen camino.
Roberto otra vez, haciendo demasiado fácil lo muy difícil. Así que bien, habrá que entrenar mucho más.

El grupo de los AikiAstures -o de "flacos", como nos redefinió la jefa del restaurante-, parece que vamos a más. En cantidad y calidad -esto último es lo realmente importante- y en variedad, y a falta de alguno que se movió y no salió en la foto, en el tema de variedad lo bordamos. Tenemos desde el socio que pagó y no se inscribió, aún; hasta el que ni inscrito ni al día de sus cuotas presume como el que más. Así somos los Astures, capaces de todo y más. De ser los primeros en lanzarnos a la guerra contra los franceses (1808), declarándonos de paso soberanos -una vez más-, a redactar, la primera constitución española (1812), sólamente cuatro años despues. Pues eso, que ¡Viva la ...

7 comentarios:

Aikidoka dijo...

"Cada uno es libre de elegir a su maestro, pero da mucha pena ver que igual, pasados diez años, se den cuenta de que tienen que volver a empezar" Esto supongo que pasará en todas las casas no?, incluso en la de los Sanchez, que ya sería pena ser tan perfectos...

R dijo...

En todas las casas cuecen habas…dicen, como también dicen que siempre habrá alguien mejor. Yo, creo que en eso estamos, en mejorar; si de paso llega la perfección mejor ;-) Que está lejos y no llega, al menos lo intentamos, que en realidad ese es el camino: tratar de mejorar doblegando al ego. Lo que si está bien claro, es que en esta “casa” como se demostró una vez vas hay saber hacer a pesar de las torpezas de algunos que desentonamos un tanto.

Este blog, al igual que la práctica del Aikido en el Club Aikiastur, es abierto a todo aikidoka y sus opiniones, expresadas de forma educada y sincera, naturalmente, además de para simpatizante y público en general. No tiene ninguna aspiración de ser foro de anónimos, no hay nada que ocultar. Pasen y vean.
Bonitas fotos.
Salud.

Tista dijo...

Creo que el contexto de la frase está dentro de la existencia de los caminos a seguir, y de los problemas que surgen cuando el camigo elegido desaparece y uno se queda sin referencias -perdido-.
Sobre la perfección... ¿Es que conoces a alguien perfecto, querido anónimo?, ¿con qué testigo calibramos la perfección?, ¿nos dedicamos a comparamos con los demás o a involucrarnos con nuestro progreso personal?... Que cada uno se mire su ombligo antes de opinar de los demás... Creo.

Aikidoka dijo...

Pido disculpas si he ofendido, no era mi intención, lo que deseaba hacer ver es que este tipo de afirmaciones quizá deberian quedarse en la intimidad del grupo y no sacarlas de contexto, que luego vienen los malentendidos y los roces.

Mil perdones.

Rober dijo...

Este pudiera ser el cásico debate sobre maestros, pero NO
Opino que al inicio de nuestra trayectoria se busque el mejor maestro posible, y que probando, se vaya cambiando: probamos y elegimos. De la misma forma,sigo opinando, una vez asentadas las bases, y cuanto mas sólidas peor se nos pone cambiar de maestro. Si es en la misma linea para progresar puede ser laborioso y muy positivo; si por el contrario el cambio es drástico y hemos de modificar la base puede ser catastrófico, puesto que ya no depende solamente de la voluntad, el cuerpo ha de asimilarlo y no es tan fácil como parece. El que tenga alguna duda que lo pruebe. Tal vez, digo yo, el Maestro Tomás esté hablando de esto. Te quedas como un cuarto kyu, pero con toda tu memoria muscular en cortocircuito.
Sin entrar en que base es mas o menos buena.
No se han exigido disculpas, no hace falta pedirlas ;-)
Insisto en lo del anónimo: manifiéstate!!!!!
:-)))))

Tista dijo...

Hola, aikidoka. Como la entrada es mía y me doy por aludido, porque quiero, paso a exponer mi versión. Es que en esto de la www lo que más me pone es la aparente organización –anárquica horizontalidad- reinante, en la que presentar los diplomas académicos –verticalidad- no sirven como “escudo y martillo” contra el resto; en el que el respeto hay que ganárselo peleando... bueno, quería decir, razonando.
Creo que tienes toda la razón en el hecho de no se puede sacar una frase de un contexto, máximo cuando las circunstancias en las que se dijeron, aunque de forma informal y en un sitio público, se realizó durante un acto privado. Así que, asumo mi culpa por atreverme a poner en boca de Tomás una frase que él, quizás, nunca hubiese querido que saliese de allí, con el agravante de no haberle pedirle permiso, y que seguramente se corresponda más a una interpretación mía que a lo que el maestro haya querido decir.
--Dicho lo cual, sorprendido, repelo el primera ataque y, con la estocada acusando la primera sangre, me dispongo a tantear al adversario--.
En mi descargo puedo afirmar, como tú a bien afirmas, que no debería salir del pequeño grupo que formamos, pero es que este blog, precisamente pertenece a un pequeño grupo, y muy de vez en cuando nos permitimos el capricho de subirnos un poco el maldito ego.
Cuando hablas de los Sánchez, no creo que te refieras a los hijos, pues estos llevan una progresión tremenda: buenas referencias en sus estudios tras grandísimos maestros, un currículum tremendo, y no hay más que ver con que intensidad viven cada entrenamiento, para poder apreciar como con su dedicación afianzan el desarrollo del aikido.
--… Y ahora, con el colmillo aún goteando el veneno, me tiro a degüello--.
Supongo que te referirás al Padre, pero yo, personalmente, de un Shihan, con su historial y sus años de práctica , su dedicación al desarrollo del aikido, le permitiría decir eso y cosas muchísimo peores… Bueno, tienes razón, soy yo el que vuelvo a poner mis ideas en su boca…
Lo que quería decir es que: ¡Yo diría cosas aún peores!. Porque, ya es un poco “cansino” escuchar a gente apropiarse de la representación de tradiciones, más cuando aquí nos conocemos todos y conocemos las historias que hay detrás. Y no es que pase nada malo. Si uno es feliz con lo que hace, pues que lo haga. Pero esto no puede ser a costa de dar una imagen falsa y desvirtuada, lamentable, de algo con lo que todos nosotros disfrutamos y nos aporta tanto. Yo no diría que “tienen que volver a empezar”, sino que con más precisión diría: “que tendrían que empezar de cero, pero ya” y darse cuenta del daño que están haciendo a la imagen del aikido.
P.D.: No te lo tomes a mal, ni mucho menos como algo personal. Recuerda que esto sólo es una provocación, para ver si te despistas y consigo averiguar quién eres y de qué pie cojeas.
Un habrazo.
;-)

Tista dijo...

Bueno..., pues parece que a este juego solo participo yo...
Si, la verdad es que el tema está un poco enrevesado. El culpable ye´l estandarte, ese pequeñito de de izquierda. Desentona. Pertenece a la primera bandera documentada que se conoce en Asturias, la de Ramiro I. Cuando la Junta General se levanta en armas contra los Napoleónicos Franceses nace la que ahora todos conocemos, la de la Cruz de la Victoria con fondo azul.