TOMÁS EN SANTANDER


Primer curso de Tomás como preparación de 3º y 4º dan, con exámenes postreros. Y aunque podíamos pensar que todo iría por las sendas encauzadas por otros cursos, ya de mano nos sorprendimos por la cantidad -y calidad- de los aikidokas allí congregados. Tomás exigiendo lo exigible, a más grado más nivel, directo en las explicaciones, en los conocimientos que asientan el el grado para el que se opta. Como colofón en esa metodología que caracteriza a Tomás, tuvimos la sorpresa de ver como le pasaban el relevo a Roberto S. para desarrollar las técnicas de base exigibles en el trabajo de armas.
Es muy de destacar el esfuerzo de Tomás para participar en este memorial, al siempre presente Emilio García. Por cierto ¿no estaba Tomás recuperándose de algo? ¡quién lo diría!


No hay comentarios: