CLAUDE P. EN MADRID

Pocos como el Maestro Claude Pellerin son capaces de transmitir las sutilezas del camino del aikido. Pocos como el Maestro Claude, son capaces de transmitir la pasión por el aprendizaje y a la par el entusiasmo por la enseñanza. Capaz como pocos de hacer mutar lo más básico, en la sutileza más insondable y, a la par, del desglose de la más avanzada técnica sin perder la esencia del conjunto. Fiel continuador de legado del Maestro N. Tamura, es capaz de dar consistencia a contenidos tan recurrentes y nebulosos como el centro, la unida o la adaptación y llenar de contenido al esfuerzo, la constancia y al tesón.
Mucho, quizás demasiado, es lo que nos queda por aprender de él. Todo depende de nuestro esfuerzo, por su parte no cabe la duda de su perseverancia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tanto que aprender y tan poco tiempo...