GUILLERMO EN GIJÓN

Debido a mi maltrecha rodilla(...) hicieron que la última hora de clase la tuviese que seguir sentado en un banco, lo que me permitió observar con más detenimiento los detalles. Aquí pude presenciar la corrección que el maestro hacía a los grados dan. En nuestro dojo nuestros profesores son nuestra referencia y viendo las correcciones que el maestro Guillermo les hacía durante la clase, mi cabeza no paraba de repetirme " fíjate como los corrige y son grados dan, imagínate el largo y tortuoso camino que nos queda a los que acabamos de empezar, no te desanimes esto va para largo".
Algo que no me gustó, referente a la etiqueta fue, que durante la clase se escuchaba mucho murmullo, risas, comentarios y correcciones, algo que siempre Diego en clase nos recalca mucho y que creo que se debería de respetar más, ya que por si algo destaca el aikido sobre otras artes marciales es por tener una etiqueta impoluta...
Recuerdo que durante la clase decía que el nivel de los alumnos es un fiel reflejo de las enseñanzas del profesor, así que profesores, cargar las pilas y ser exigentes con los alumnos que así conseguiremos entre todos un buen nivel de aikido.
Sergio López
Ver la entrada completa en Aikido Ferrol.

1 comentario:

Rober dijo...

Razón tienes, rapaz. Callados estamos mucho mas guapos ;-)